La estandarización en la industria 4.0

Para hablar de la necesidad de una estandarización hay que recordar que un estándar no es más que un conjunto de normas y de protocolos a seguir con el objetivo de que un determinado sector, sea este el que sea, funcione de una manera homogénea.

Y claro, como no podía ser de otro modo, la industria 4.0 no iba a ser ajena a todo esto. Mucho más si se tiene en cuenta que es un concepto, se podría decir que casi una filosofía, todavía incipiente. Con esto lo que queremos decir es que sin un estándar lo que está planteado como una revolución, se puede quedar en nada.

¿Cuál es el peligro de una ausencia de estándar en la I4.0?

A decir verdad el peligro no es muy distinto del que caría esperar en otro contexto. Con esto lo que queremos decir es que si cada empresa, cada compañía, comienza a realizar estándares particulares, sin tener en cuenta las necesidades globales de esta nueva industria, las consecuencias pueden ser terribles.

  • Impacto económico. Esto debería preocupar, y mucho, a las empresas. Y es que la falta de unas normas comunes hará que no se puedan abaratar los costes de fabricación ya que todo habrá que producirlo para un tramo muy concreto de la nueva industria.
  • Escasa integración. Si cada uno se preocupa de su propio microentorno, la integración no existirá. Esto dará lugar a tener soluciones idénticas, o muy similares, para un mismo problema, pero replicadas en varias ocasiones sin ninguna necesidad.
  • Mayores tiempos de producción. Si cada autómata tiene que esperar a recibir su propia pieza de hardware o de software, como consecuencia de la ausencia de estándar, los tiempos de producción aumentarán considerablemente.

Las perspectivas en el futuro son halagüeñas

Sin embargo, parece que todos los actores implicados en este nuevo escenario han aprendido de los errores del pasado. De hecho, nos consta que ya hay algunos organismos trabajando en una estandarización común para todos.

Es el caso, por ejemplo, del IIC (Industrial Internet Consortium), el cual, ha realizado unos progresos bastante significativos en material de ciberseguridad. Otro caso que nos ha llamado mucho la atención es que la gran corporación ExxonMobil está trabajando en lo que han tenido a bien denominar The Open Group que no es otra cosa que un grupo de trabajo abierto a cualquiera en el que se pretenden establecer los estándares de la futura industria 4.0. NAMUR está realizando un trabajo similar dentro de su arquitectura e Industry 4.0 se encuentra en la misma situación.

Mirar al futuro sin olvidar el pasado

Sin embargo, si echamos un vistazo a las valoraciones que puedan hacer los expertos en la materia, nos encontramos con las palabras del vicepresidente de ARC Advisory Group, Valentijn de Leeuw, el cual, advierte que si bien es cierto que es necesario trabajar en los estándares actuales para normaliza la industria del futuro, no es menos cierto que estos tienen que estar basados en los ya existentes en cualquiera de las materias que sean necesarias. De lo contrario nos toparíamos con los problemas que ya hemos comentado al inicio de este artículo.

By | 2017-11-06T10:04:04+00:00 noviembre 6th, 2017|