Casi 2 millones de robots irán a parar a las fábricas antes de 2020

En el artículo anterior hablábamos de las implicaciones que puede tener en la próxima década la industria 4.0. Pues bien, la necesidad de nutrir de nuevos recursos a este tipo de industria queda patente con los datos que nos ofrece La IFR (International Federation of Robotics). Y es que, se prevé que para el año 2020, 1,7 millones de nuevos robots lleguen a las fábricas de todo el planeta.

Los robots industriales llegarán en masa

Si hablamos de unidades netas, se estima que para el año 2020 el stock de robots industriales a nivel mundial llegue a las 3.053.000 unidades. Este dato es muy relevante ya que supone haber aumentado en un 14% el número de robots en el último lustro.

Asia seguirá siendo el referente

Si a día de hoy Asia sigue siendo un referente dentro de lo que es la industria 4.0, esto se hará más evidente tras estas estimaciones. Y es que cuando termine esta segunda década del siglo XXI, mientras que en Europa, con potencias tan importantes como Alemania, se llegará a las 611.700 unidades, solamente en China se podrá contar con 950.300 robots.

La fabricación inteligente como la única alternativa de futuro

Este incremento en el número de robots evidencia que, de manera progresiva, la industria 4.0 será la única opción viable en el medio plazo. El hecho de haber superado algunas complejidades tecnológicas ha hecho que las principales empresas de algunos de los sectores más importantes de la economía mundial apuesten fuerte por esta nueva visión.

Pero es que además, con la llegada de esta nueva hornada de robots no solo se quiere que estos estén conectados a un determinado software que tome una decisión en función del análisis que se haga de la información que le llega. Lo que se pretende es realizar un análisis e cadena de modo que sean los propios robots los que estén conectados a otros robots. De este modo la cantidad de datos será mayor y la capacidad de tomar decisiones acertadas se verá incrementada.

¿Tendrán todos acceso a esta tecnología?

La respuesta es un rotundo sí debido al modelo de negocio que se quiere instaurar con la llegada de estos autómatas. Un modelo que trata de responder a la siguiente pregunta. ¿Puede una pequeña y mediana empresa permitirse la automatización de determinados procesos con estos robots de los que estamos hablando hoy aquí?

En principio cabría suponer que no pero, ¿y si en lugar de adquirir en propiedad estos robots, se alquilasen durante un periodo de tiempo? De esta manera la inversión no sería mayúscula y todo negocio podría tener acceso a una tecnología que tarde o temprano será imprescindible para poder competir en igualdad de condiciones.

No hay duda de que habrá la demanda que requiere este tipo de modelo de negocio y habrá la oferta ya que, poco a poco se conseguirá fabricar robots mucho más asequibles y mucho más completos.

By | 2017-10-30T09:12:42+00:00 octubre 27th, 2017|